lunes, 10 de abril de 2017

La balada del café triste



Carson McCullers es todo un clásico de la literatura moderna y La balada del café triste una de sus obras maestras. Seix Barral nos trae una interesante edición conmemorativa por los cien años del nacimiento de esta escritora donde agrupa algunos de sus relatos más significativos. 


Sinopsis

Bajo el título de uno de ellos, La balada del café triste, se agrupan en este libro varios de los relatos más significativos de la singular y sutil narrativa de Carson McCullers, que han accedido ya a la consideración de clásicos de la moderna literatura norteamericana y constituyen incursiones en la silenciosa, secreta y sagrada intimidad del alma de sus personajes. 

<<Wunderkind>>, <<El jockey>>, <<Madame Zilensky y el rey de Finlandia>>, <<El transeúnte>>, <<Dilema doméstico>> y <<Un árbol. Una roca. Una nube>> custodian esta balada de impronta inconfundible en la que la frontera entre la prosa y la poesía se disuelve con maestría. 

Narrados con un prodigioso sentido de la construcción, los relatos de Carson McCullers alcanzan una resonancia interior que va mucho más allá de su sencilla y directa observación de la realidad. El mundo punzante, desesperanzado y profundamente poético de Carson McCullers constituye, en palabras de Edith Sitwell, el legado de <<una escritora trascendental>>.


Impresiones

Conocí literariamente a McCullers en el Instituto, gracias a un Club de Lecturas. De esto puede hace más de 10 años... ¡¡Cómo pasa el tiempo!! Ya entonces me pareció una lectura arrolladora, de esas que te interpela, te golpea... No era una novela para pasar el rato sin más, y no me mal interpreten, también son necesarias. De hecho, para mi, son una válvula de escape estupenda. Pero no... La balada en el café triste es de otra categoría. Es sencillamente una obra maestra de la literatura contemporánea. Y necesitaba incluirla en mi biblioteca personal. Así pues, no tuve la menor duda al verla entra las novedades editoriales de Seix Barral... Una bonita edición conmemorativa que no se me podía escapar. Hoy mis impresiones sobre este clásico literario que forma parte del Reto Literario Nos gustan los clásicos organizado por Francisco, administrador del blog Un lector indiscreto. 

Años 50 del pasado siglo. Amelia, más conocida como Miss Amelia, lleva una vida apacible en un pequeño y decadente pueblo sureño. Todos la respetan. Todos admiran su fortaleza. Regenta un almacén y al igual que su vida, lo hace con mano dura, sin improvisar, firme. Y no solo su ropa es poco femenina, también su carácter. Pero si hubo un episodio de su vida algo alocado... estuvo casada durante diez días. Si, han leído bien, solo diez días duró el matrimonio. Poco se sabe del marido, solo que ha estado preso. Pero la tranquila y apacible vida de Amelia está a punto de cambiar con la llegada inesperada de su primo Lymon, un jorobado... 

Pero si realmente hay una protagonista en esta historia, esa es la soledad. Envidia, temor, engaño... son sentimientos que irremediablemente van ligados con la soledad. Y el amor... ¡El amor! Cómo nos cambia cuando lo sentimos, y cuando lo dejamos de sentir... La autora, a través de sus personajes, nos ofrece una abanico de posibles reacciones que produce el amor. Pero cuidado, no es una historia de amor de las que derrochan azúcar. Es una historia sobre el amor, el sentimiento... McCullers nos habla de amor, pero con un toque melancólico, real, triste y hasta cómico... ¡Sublime!

Los relatos o novelas de McCullers están narrados con una elegancia exquisita. Cada palabra elegida con primor para evocar en el lector... para sumergirlo en una historia aparentemente simple pero que le va a arrollar sin casi darse cuenta. Hay tanto lirismo en sus relatos que su lectura es cuanto menos deliciosa. 

Sin lugar a dudas, McCullers es una de las plumas más destacadas de la literatura moderna. Tradicionalmente, la encuadran dentro del "gótico sureño", un subgénero que hace referencia a la producción literaria del sur de Estados Unidos cuyas narraciones, ambientadas en la comarca, se caracterizaban sobre todo por el uso de lo macabro. Algo que vemos a la perfección en Amelia Evans, la protagonista de La balada del café triste. Ante el lector, aparece como un ser inquietante, con un físico gigantesco, una ropa grotesca y una personalidad dominante, nada femenina. Pero Amelia Evans esconde mucho más, ya que gracias a este personaje la autora hace una crítica feroz a una sociedad patriarcal que asfixia y aniquila. 

Pero si algo caracteriza a la autora es ese realismo que imprime en sus relatos pero sin dejar a un lado ese aura mágica que los envuelve. Todo es tan dolorosamente real y a la vez tan deliciosamente poético... Algo sencillamente magistral. 


"La verdadera historia de amor es la que tiene lugar en el corazón de los amantes, y ésta nadie sino ellos pueden llegar a conocerla. El amor en todo caso es una experiencia en la que siempre conviven lo cómico y lo sublime"



* Gracias a la editorial Seix Barral  por el ejemplar

12 comentarios:

  1. Pues en principio no me llamaba mucho, pero tras tu opinión voy a indagar sobre la autora y sobre este libro.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Hola! La verdad es que no me llama mucho y los relatos no son lo mio así que lo dejo pasar. Gracias por la reseña

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Ya estaba entre mis pendientes este libro y tras tu reseña sube muchos puestos.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. Pues la verdad es que últimamente veo mucho a esta autora por ahí y me estaba picando la curiosidad pero ninguna reseña me había convencido como la tuya. Pasa directamente a la lista de pendientes.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Leí hace nada Reflejos en un ojo dorado y lo disfruté. Así que este será mi próximo libro de la autora.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  6. Está claro que me demoro demasiado en animarme con la autora.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. No creo que sea para mi, gracias por la reseña.

    ResponderEliminar
  8. Tengo apuntado otro de la autora así que tendré que decidirme porque ambos pintan genial.

    Besitos

    ResponderEliminar
  9. No me termina de convencer, pese a que veo que disfrutaste con su lectura. Besos.

    ResponderEliminar
  10. hola! que hermosa la frase final y el libro tiene una portada enigmatica diria, que sin leerlo me gusta y gracias a tu reseña y a que dice cafe, a llevamos con los ojos cerrados. gracias por tu maravilloso trabajo. saludosbuhos. te quedo perfecta y llamativa!

    ResponderEliminar