martes, 21 de febrero de 2017

La isla del coco



Una isla desierta. Un tesoro escondido. Unos navegantes con más manos manchadas de sangre. Una historia sobre la ambición humana. Una aventura en un paraíso donde a luz pronto se torna en la más profunda de las oscuridades. La Isla del Coco nos espera... ¿Te atreves a desembarcar en sus costas de la mano de Bianca Aparicio Vinsonneau?



Sinopsis

Amparado por las sombras de la noche, el mayor tesoro de la corona española abandona las costas de Perú escondido en las entrañas de un navío mercante bajo la amenaza de la pérdida del virreinato. Es, sin duda, una carga demasiado tentadora para el capitán William Thompson. Con las manos manchadas de sangre, huye hasta la Isla del Coco para ocultar el gran Tesoro de Lima. Lo que debía haberle traído riqueza y fortuna, acaba resultando ser una maldición que le aleja de su hogar y le lleva a perder a sus seres queridos. Tras su muerte, tan solo su hija sabe de la extraña historia de una lejana isla deshabitada, en cuyas profundidades se oculta un inmenso tesoro. Acompañados de un diminuto plano dibujado por la temblorosa mano de su padre, Clara y su esposo August deciden iniciar un viaje cargado de esperanzas. No imaginan que, tras el brillo del oro español, no hay más que oscuridad. 

Una magnífica novela histórica que transcurre durante el siglo XIX, recorriendo lugares tan fascinantes como Lima (Perú), Kona (Hawái) y la Isla del Coco (Costa Rica), para desvelarnos la magnitud de los anhelos y temores de los hombres. 


Impresiones

Conocí este libro gracias a un sorteo (y posterior Lectura Conjunta entre los afortunados) organizado por los blogs Bookeando con MAngeles, Libros que hay que leer y Adivina quien lee. No tenía señas de la autora ni referencias del libro... pero su bella portada ejercía una atracción irresistible para mi. Tanto como su sinopsis que prometía una aventura muy especial... ¿Qué fue del tesoro de Lima? Así fue como conocí la existencia de este libro y a través de ese sorteo llegó a mis manos. Ganas no me faltaban. Estaba lista para la Lectura Conjunta. 

La isla del coco arranca con un breve prólogo que nos sitúa en la isla de Kono (Hawai) en 1888. Un hombre, en su lecho de muerte, desvela un secreto que ha guardado con celo durante toda su vida: la ubicación de un tesoro que escondió siendo joven en una recóndita isla de Costa Rica. 

Ese hombre era William Thompson, un honorable capitán de la marina mercante, al que inesperadamente le encomendaron un misterioso encargo. A principios del siglo XIX, la decadencia del imperio español se hace cada vez más visible. Los aires de independencia de Perú amenazan las arcas de la corona española. Conscientes del peligro que corren deciden poner a salvo sus riquezas. Así es como el Tesoro de Lima acaba en la bodega del barco del capitán Thompson. Pero el oro deslumbra por donde pasa... ¿Cegará al capitán? ¿Podrá desempeñar la empresa que le han encomendado o sucumbirá ante la tentación? Esa noche, con la luna por testigo, se mancharán las manos de sangre por un tesoro que les cambiará la vida para siempre, a él y a su tripulación. 

La novela consta de un prólogo, veintiocho capítulos agrupados en tres bloques, un epílogo y una nota final de la autora. La primera parte nos traslada a Lima, capital de Perú, donde conoceremos al capitán inglés William Thompson, un hombre que ha sufrido la dolorosa perdida de su mujer, mientras daba a luz a una niña, la razón de su existir. Así, el capitán se echa a la mar con el único objetivo de que nada le falte a su pequeña Clara. Sueña con poder, algún día, dejar el mar y vivir apaciblemente junto a su pequeña. Son tan dolorosas las despedidas... Pero para eso, necesita mucho dinero. Y solo el mar puede dárselo. 

Corre el año 1820 cuando Thompson y su tripulación se hacen con el Tesoro de Lima. Y lo hacen de la forma más ruin posible, manchándose las manos de sangre inocente. Pero la alegría se tornará demasiado efímera, y nuestros capitán va a conocer el sabor amargo de la vida. No se puede jugar con el destino de esa forma. 


En la segunda parte, la autora nos narra los acontecimientos acontecidos entre 1820 y 1889. Thompson se instala en la isla de Kona (Hawai) donde entablará amistad con Guadalupe, la madame del prostíbulo de la isla y Orlando, el tabernero. Una extraña pareja que me ha cautivado. Ella por su frescura y por su forma de resolver problemas. Él por la amabilidad y honestidad que esconde tras su apariencia tosca. Esta parte de la novela es la más emotiva. 

Finalmente, la tercera se centra en los años 1890 y 1908 y en ellas seremos testigos de los continuos intentos de la hija del capitán, Clara y su esposo de encontrar el tesoro, mientras se produce la colonización de la salvaje isla, que demostrará una y otra vez que es indomable. Es con diferencia la parte que menos me ha gustado de la novela, pues decae bastante el ritmo narrativo y los acontecimientos sucedidos en ese periodo son los menos interesantes. Se pierde emotividad y ese carácter aventurero que me cautivó en la primera mitad del libro aunque el estilo de Bianca sigue siendo sensiblemente exquisito, describiendo los escenarios por los que transcurre la novela con una elegancia encantadora. 

Sin lugar a dudas, la ambientación de la novela es uno de los pilares imprescindibles sobre los que se sostiene esta novela. A lo largo de sus paginas recorreremos varios escenarios, todos ellos, descritos con una elegancia y sencillez exquisitas. He viajado por cada uno de sus escenarios sintiendo el sol abrasador sobre mi piel, el dolor de Thompson, la angustia de la valiente Clara, la fascinación por esa isla salvaje, la frustración por no conseguir dominarla... 

Cuando me sumergí en su lectura no me imaginaba que en mis manos se encontraba una novela histórica. En todo momento, tuve la sensación de estar ante una historia de aventuras, con piratas, tesoros malditos, salvajes islas exóticas, entrañables personajes... Pero al llegar a la nota de la autora, para mi grata sorpresa, descubrí que los hechos que recoge son reales, decorados con algo de ficción, pero reales. Existió el Tesoro de Lima, al igual que Thompson, quién lo robó y escondió en esa misteriosa isla que intentó colonizar años después August Gissler, mientras procedía a una búsqueda incasable por la isla, sin dan en ningún momento con el ansiado tesoro. Otros hechos no son reales, como el personaje de Clara, pero que la autora engarza sutilmente en la narración. 

En definitiva, La isla del coco es una novela de aventuras con una fuerte base histórica que nos adentrará en las entrañas de una exótica y salvaje isla. Una historia sobre la ambición humana, la amistad y el amor escrita por Bianca Aparicio Vinsonneau con una prosa cuidada que derrocha elegancia y exquisitez. 


"Con un torbellino de sentimientos azotando su alma, devolvió la mirada al envejecido papel y leyó un nombre escrito con grandes letras: La isla del Coco".



* Gracias a la la autora por el ejemplar

miércoles, 15 de febrero de 2017

Jardín de invierno



Hay libros que tienen un poder especial, el de transformarnos al cerrar sus páginas. Son libros que contienen historias que nos sacuden en lo más profundo de nuestro ser. El Ruiseñor de la escritora francesa Kristin  Hannah fue uno de ellos. Hoy mis impresiones sobre otra de sus novelas, Jardín de invierno.


Sinopsis

Una madre.

Dos hijas. 

Un secreto que cambiará sus vidas para siempre. 

URSS, 1941. Leningrado es una ciudad sitiada, aislada de toda posibilidad de ayuda por la guerra y la nieve que entierra los edificios en su blancura. Pero en Leningrado también hay mujeres sumidas en la desesperación, capaces de cualquier cosa para salvar a sus hijos y a sí mismas de un final trágico. 

EE.UU, 2000. La pérdida y los años han causado estragos en Anya Whitson. Finalmente ha conseguido contactar con sus hijas, Nina y Meredith. Y con una voz vacilante e insegura, empieza a entretejer la historia de una bella y joven rusa que vivió en Leningrado hace mucho tiempo...

En una cruzada en busca de la verdad oculta tras la historia, las dos hermanas se enfrentarán a un secreto que hará tambalear los cimientos de su familia y cambiará para siempre la imagen de quiénes creían ser. 


Impresiones

El Ruiseñor fue una de mis mejores lecturas del año pasado. Una novela intensa y vibrante, de las que no se olvidan. Así que os podéis imaginar las ganas que tenía de volver a encontrarme con la autora. Y aunque no ha estado a la altura de su anterior novela, os puedo adelantar que no me ha defraudado. 

Las comparaciones saltan a la vista. Nos encontramos ante una portada de una belleza exquisita. Si en El Ruiseñor la protagonista era la Torre Eiffel bajo la lluvia, en Jardín de invierno se vuelve a escoger el edificio más emblemático de la ciudad donde se ambienta la novela. En este caso, la cúpula de la Catedral San Isaac de San Petersburgo. Volvemos a viajar a una Europa asolada por la II Guerra Mundial aunque ésta vez no nos moveremos por las calles parisinas sino por la gélida Leningrado. Una ciudad que además está siendo sitiada. A los bombardeos constantes hay que añadirle la escasez de alimentos y enfermedades. Sin olvidarnos de las durísimas condiciones climáticas. Y una vez más, vuelve a estar protagonizada por mujeres. Mujeres valientes y fuertes. Auténticas sobrevivientes. Heroínas anónimas. 

Kristin  Hannah vuelve a tejer una historia tremendamente emotiva. Si bien, no es una novela a la altura de El Ruiseñor, su lectura es más que recomendable. En Jardín de invierno conoceremos la historia de Anya, una mujer tan dura y gélida como la patria que la vio nacer, Rusia. Para sus hijas, Meredith y Nina, su madre es una completa desconocida. Tan hierática, contenida, fría... Entre ellas ha existido desde que tienen recuerdos una barrera infranqueable. Tanto es así, que las pequeñas han crecido con la sensación de que su madre más que quererlas, las odiaba. Y tras innumerables intento por acercarse a esa figura inalcanzable han desistido. Los años fueron pasando y esa carencia afectiva la suplió su padre. Meredith es ahora una de esas mujeres todoterreno que llevan para adelante trabajo ( dirige el negocio familar ) y familia (tiene dos bellas hijas estudiando en la universidad y una marido que la adora, aunque ella no quiera, o sepa, verlo ). Por su parte, al menor de la familia, Nina, es una prestigiosa fotógrafa que se ha recorrido el mundo buscando captar el alma de las personas que sufren. De guerra en guerra, es una autentica aventurera, incapaz de permanecer más tiempo del estrictamente necesario en su casa, con su familia. 

Pero una promesa a alguien muy especial para Meredith y Nina esta a punto de cambiarles la vida. No pueden obviarlo, deben cumplir su palabra, llegar a conocer a su madre. ¿Que esconde Anya? ¿Tiene explicación su comportamiento? ¿Realmente odia a sus hijas?

Jardín de invierno está narrada en tercera persona, con ese estilo elegante y sutil al que nos tiene acostumbrados la autora. Cuenta con dos lineas temporales (presente y pasado) que se van alternando a lo largo de toda la novela hasta converger en un final de los que estremecen. Si, tener los clínex cerca porque os harán falta. 

A lo largo de sus cuatrocientas páginas se sucederán los viajes, disfrazados de dulces e inocentes cuentos infantiles, a la antigua Leningrado. De la mano de la joven y bella Vera , la protagonista de esos cuentos, seremos testigos de los horrores de los años treinta, conocida como la década de las purgas de Stalin y de la desoladora realidad que vivió la ciudad siendo sitiada por el ejército alemán en plena II Guerra Mundial. 

Y así, nos adentraremos en los secretos que esconde Anya, una mujer que ha tenido que enfrentarse a la vida a corazón abierto. Y que tras una lucha encarnizada solo le queda un equipaje de profundas heridas con el que partir... sabe dios a donde. Os lo decía antes y lo vuelvo a repetir, cuidado con el final de esta novela: es de los que golpean duro. 

Sin embargo, tengo que reconocer que al principio me costó conectar con la historia y sus personajes. Repeticiones de mismas ideas y un ritmo bastante lento casi derrumban mis altas expectativas. Los que conocéis a Kristin Hannah sabéis que es una autora de esas que tiene el don de tejer historias profundas, estremecedoras e inolvidables. Y con Jardín de invierno lo ha vuelto a hacer. Superado los primeros capítulos la novela da un giro espectacular hasta el punto de llegar a devorarla con ansias, con necesidad de saber más y más de Anya, una mujer obligada a madurar sin previo aviso.

Si fuiste uno de los miles de lectores a los que Kristin Hannah cautivó con El Ruiseñor no podéis dejar pasar esta desgarradora novela donde la autora vuelve a regalarnos una historia inolvidable. Jardín de invierno es un novela de una encantadora belleza, vibrante y apasionada, delicada y arrolladora que nos narra la historia de una madre que vive distanciadas de sus hijas por las circunstancias de la vida, por la pérdida y el dolor. Un relato sobre el peso de la culpa y la importancia de saber perdonarnos a nosotros mismos. 

"¿Así se sentía una cuando cumplía cuarenta años? ¿En serio? A lo largo del año anterior Meredith había pasado de señorita a señora. Tal cual, sin transición. Peor aún, su cutis había empezado a perder elasticidad. Había plieguecitos donde antes la piel había estado lisa. Tenía el cuello más lleno, de eso no cabía duda. Todavía no se le había cubierto de canas la cabeza; eso era lo único que la salvaba. Sus cabellos castaños, cortados en una formal media melena capeada, por los hombros, seguían siendo una mata densa y lustrosa. Pero los ojos la delataban. Tenía una mirada cansada. Y no solo a las seis de la mañana."



* Gracias a la editorial Debolsillo por el ejemplar

martes, 14 de febrero de 2017

SORTEO SAN VALENTIN




Cualquier excusa es buena para que Adictas Romántica, Domadoras de Historias y una servidora organicemos un sorteo... Y San Valentín no iba a ser menos. Y lo que os traemos es un regalo muy especial. Para ser más exactos vamos a sortea nueve novelas románticas entre nuestros seguidores. 

¿Quieres saber cuales?




Papel





eBook












*El sorteo es NACIONAL (para ejemplares en papel y es necesario tener dirección postal en España) y para los eBook no hay restricciones. 

*No serán admitidos blogs creados para participar en cualquier tipo de sorteos. 

*El sorteo estará activo desde el 14 al 24 de Febrero. Pocos días después se publicará la lista de ganadores. 

*Los libros serán enviados por las editoriales y autores. No nos hacemos responsables si no llega a su destino o de los posibles daños que pueda sufrir. 

*El único requisito obligatorio es seguir a los tres blogs organizadores:




*En caso de cualquier duda podéis enviar un correo a bloggerasdivinas@gmail.com o erianod.erianod@gmail.com

Muchas gracias a las editoriales y autores por participar. Sin ellos no hubiese sido posible este sorteo. 


¡Suerte a tod@s!





lunes, 6 de febrero de 2017

Ante todo, mucho karma





Dos años sin saber de Sara y Aarón. ¿Que habrá sido de ellos? Ante todo, mucho karma es la secuela de su exitosa novela No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas, recientemente adaptada a la gran pantalla, tras treinta y dos ediciones nada más y nada menos. ¿Qué le depara el karma a nuestra querida Sara tras alcanzar la más perfecta felicidad? 



Sinopsis

Si creías que Sara después de volver con Aarón iba a alcanzar la paz y la serenidad es que no la conoces... ni a ella, ni al maldito karma. 

El principio de esta novela se parece a un final feliz. El  buen karma reina: tras muchas tribulaciones, Sara está con Aarón, su Aarón, por fin empieza a tener el reconocimiento en el trabajo por el que tanto ha luchado y la guinda será cuando descubra que ¡están embarazados!. 

Sin embargo, ser madre es mucho más difícil de lo que Sara imaginaba. Se siente sobrepasada, perdida y torpe. Su autoestima, como mujer, madre, profesional, amante y persona humana alcanza una cota, de puro baja, subterránea.

Y ahí es cuando el universo parece confabularse contra ella y Sara la lía parda y arrastra a todos a su paso: a sus padres, a su hermana, a Roberto y por supuesto a Aarón. Ella es así. ¿Lo suyo tendrá remedio?. 

Si te reíste con No culpes al Karma, prepárate porque lo que viene es más gordo. 

Y ojo, si no la has leído, no te preocupes: es la primera parte de esta secuela, sí, pero la puedes leer perfectamente después. De hecho, ya que estás en la librería, yo te recomendaría que te la llevaras también y así te ahorras un viaje. 


Impresiones

Conocí a Laura Norton en No culpes al karma de los que te pasa por gilipollas y supe que nuestra relación literaria iba a ser duradera. Y es que pocas autoras tienen un estilo tan fresco y divertido como ella. Y si me había gustado su primera novela con Gente que viene y bah consiguió conquistarme. Y pasar a la lista de autores ineludibles para mi. Así que cuando vi entre las novedades literarias de la editorial Espasa Ante todo, mucho karma deje a un lado mis miedos a "segundas partes nunca fueron buenas" y me sumergí en sus páginas ansiosas por saber que fue de Sara y Aarón. 

Pero antes me gustaría aclara que aunque sea una secuela ambas novelas pueden leerse independientemente. Eso sí, no os lo recomiendo pues es mejor seguir el orden cronológico de la historia y ver evolucionar a los personajes. 

Sara y Aarón eran felices. Al fin, y contra todo pronóstico, nuestra protagonista consiguió vencer al karma... su maldito karma. Son meses idílicos, de luna de miel, donde todo es perfecto. Y ese amor de juventud crece dando sus frutos. Si, nuestra parejita va a aumentar la familia. Todo marcha sobre ruedas... Pero queridos lectores, si ya conocéis a Sara sabéis que es capaz de arrasar e incendiar su mundo con un simple pestañeo. Hay gente que nace con estrellas y otros... con una habilidad nata para pulsar el botón de la autodestrucción. Así es Sara, si no tiene motivos para sufrir, ella se los busca. Y los encuentra, por supuesto. 

En primera persona, Sara nos irá detallando las meteduras de patas de proporciones épicas que acabarán con su cuento de hadas. Y aunque Aarón está loco por sus huesos, no le dejará otra opción más que separarse. Sólo así Sara podrá aclarar sus ideas y encontrarse a sí misma. ¡Que falta le hace!

Y es que Sara sigue siendo esa chica impulsiva, insegura, obtusa y algo dramática. Vale, si, bastante dramática. De hecho, para ser exactos, es de esas tipo de personas que tiene un carácter tan volcánico que acaban exhaustas emocionalmente cada día. Pero es parte de su encanto... ¿no?. Pues en Ante todo, mucho karma volveremos a verla en todo su esplendor. Y perseguida muy de cerca por su maldito karma.

Como no podía ser de otra forma, volveremos a encontramos Lu, la hermana pivón de Sara; Inma, su mejor amiga; Eric, el vikingo; David y Chusa, sus compañeros de trabajo, Berta y Arturo, sus alocados padres o Roberto, su ex novio. Todos volverán a pasearse por las páginas de esta alocada comedia para regalarnos más de una sonrisa. Y si, también habrá nuevos personajes, pero mejor os dejo que lo descubráis por vosotros mismos. 

La novela transcurre en Madrid, pero esta vez Sara se ha visto obligada a abandonar su adorado barrio de Malasaña por Sanchinarro, nada céntrico pero con unos pisos amplios y luminosos. Parece el lugar idóneo para aumentar la familia pero Sara no dejará de ver más que inconvenientes. ¿Y acaso no conforman un hogar las personas que lo habitan? Nuestra protagonista tendrá mucho que aprender si no quiere perder al amor de su vida para siempre. 

Con Laura Norton las risas están garantizadas. Aunque tengo que reconocer que de sus tres novelas publicadas es con la que menos me he reído. Aun así, es bastante recomendable su lectura. Puedes conectar más o menos con la historia o sus personajes, pero la forma de narrar de esta escritora por sí misma es una auténtica delicia. Gracias a esa naturalidad y frescura que derrocha su prosa es inconfundible. Y su habilidad para crear escenas de lo más cómicas todo un don. 

Asimismo, en Ante todo, mucho karma también seremos testigos de lo duro que puede llegar a ser madre o aceptar que nos hacemos mayores, con todas sus consecuencias. Pero siempre en clave de humor porque así es Laura Norton. Y así son sus novelas, una invitación a reírnos hasta de nosotros mismos. Comedias de enredos disparatas, alocadas y con mucho, mucho encanto. 


"Así fueron esos once meses con él. De una perfección imposible. Hasta que un tiempo después todo se rompió, claro. Y solo hubo una persona que tuviera la culpa. Yo. Qué raro, ¿verdad? ¿Cómo era la teoría del efecto mariposa? El aleteo de una mariposa en Europa puede provocar un tsunami en Japón. Algo así. Pues solo bastó algo minúsculo, un giro tonto del destino, un mal karma que me había ganado a pulso, supongo, no sé, para que yo provocara un maremoto de dimensiones épicas y me llevara a donde estoy ahora, en el fango. Pero vayamos paso a paso. Y empecemos por ese momento perfecto para que así pueda regodearme más en la caída, para que todo duela más, porque me lo merezco, por pava, por obtusa y sobre todo por gilipollas". 


* Gracias a la editoral Espasa por el ejemplar

domingo, 29 de enero de 2017

Muertos prescindibles




Y había ganas, muchas ganas, de Sebastian Bergman. Y no, Muertos Prescindibles, la tercera entrega de la serie de Hjorth & Rosenfeldt que está arrasando por Europa, no me ha defraudado. Si aún no conoces a este controvertido psicólogo criminal y decides ponerle remedio: ten cuidado. Caerás irremediablemente en sus redes. 


Sinopsis

Muertos prescindibles es la apasionante tercera entrega de la serie que arrasa en Europa, con más de tres millones y medio de ávidos lectores de trepidantes casos liderados, muy a su pesar, por un personaje sin igual: Sebastian Bergman. No te la puedes perder. 

En las montañas de Jämtland dos mujeres hacen un descubrimiento macabro: seis cadáveres sepultados en una misma fosa, muertos de un disparo en la cabeza. No hay testigos, no hay pistas, y la identidad de las víctimas es un enigma. 

El equipo de Torkel Hölgrund acude al lugar de los hechos para hacerse cargo de la investigación. Sin embargo, el caso resulta ser un rompecabezas mucho más complejo de lo que había imaginado. Seis muertos apuntan a su asesino múltiple y nadie en Suecia sabe más al respecto que Sebastian Bergman. No obstante, cuando Bergman ahonda en las pistas y consigue tirar del hielo, el Servicio Secreto aparece para archivar el caso. 

Alguien en las altas esferas quiere tapar estas muertes a cualquier precio... Pero ¿conseguirá parar a Sebastian?


Impresiones

Imaginaros que os encontráis de vacaciones en las montañas de Jämtland (Suecia), un paraje de una belleza sin parangón. Parece el escenario de cuento de hadas... ¿verdad?. Pues el sueño va a tornar en una macabra pesadilla para dos jóvenes al hallar los restos de un cadáver sepultado en la nieve. 

Así nos presentan Hjorth & Rosenfeldt el nuevo caso al que tendrán que enfrentarse la unidad de Homicidios de Estocolmo, encabezado por el experto criminólogo Torkel Höglund. Muertos prescindibles es la tercera entrega de la Serie Bergman, protagonizada por el psiquiatra criminal Sebastian Bergman. Y y os confieso que su fecha de publicación estaba bien marcada en rojo en mi calendario literario. Tanto Secretos Imperfectos como Crimines duplicados se encontraban entre mis mejores lecturas del pasado 2016, así que esperaba la publicación de esta novela negra como agua de mayo. Y os adelanto que pese a mis altas expectativas no me ha defraudado. 

Como os decía, el equipo de Torkel se traslada a las montañas de Jämtland tras el descubrimiento de las dos senderistas. Pero lo que se van a encontrar a su llegada es mucho más grave... hasta seis cuerpos, entre ellos, el de dos niños, en lo que parece ser una fosa común. Todos has sido asesinados con un disparo en la cabeza. Pero sin posibilidad de poder reconocer su identidad (pues se les han sustraídos hasta las piezas dentales) y sin testigos ni pistas, nuestro equipo policial se enfrenta a un caso que les va a exigir dar lo mejor de ellos mismos. Y es que se encuentran ante un rompecabeza mucho más complejo de lo que podrían haber imaginado. 

Paralelamente, iremos conociendo la historia de una familia afgana que busca respuestas tras la desaparición en 2003 de uno de sus miembros después de haberle denegado asilo el gobierno sueco. Aparentemente, son dos hechos aislados pero... ¿existirá algún tipo de conexión?. No tengais duda, si existe el equipo de Torkel dará con ella. 

Muertos prescindibles, como ya lo fueron las entregas anteriores de la serie, es una de esas novelas adictivas de ritmo trepidante que se cuelan en tu ser de tal forma que venderías al diablo tu alma por poder seguir leyendo cinco minutillos más. Tan tan adictiva como su protagonista, Sebastian Bergman. Un personaje arrogante, desagradable, egoista, bode, autodestructivo, adicto al sexo... pero con una inteligencia privilegiada. Si, se puede decir que es un personaje insufrible, así lo sentí en las primeras páginas de la serie, pero pronto, sin ni siquiera intuirlo, caes en sus redes. 

En esta ocasión, Sebastian Bergman no tiene tanto protagonismo como en otros casos. El trabaja con los vivos, inmiscuyéndose en sus mentes, desvelando al criminal... y aquí sólo tenemos seis cadáveres. Será el momento para ver en acción a otros personajes del grupo al que por cierto se ha incorporado una nueva agente. Y es que Vanja está a las puertas de conseguir una prestigiosa beca para continuar sus estudios nada más y nada menos que con el FBI. No hay mejor candidata para el puesto, por lo que Torkel no ha tenido más remedio que buscarle una sustituta. 

Pero aunque no veremos a un Sebastian muy activo en el plano laboral si lo estará en la vida de sus compañeros de equipo, al que se coló durante el último caso, pese a encontrarse con la negativa de algunos de sus miembros. Pero así es Sebastian, y sus ultimos actos han derrimado esas barreras. Ahora cuenta con el cariño y el respeto de todos ellos... y es que Sebastian se nos presenta más humano, menos autodestructivo. Es como si lo que antes le salia con naturalidad ahora le costase un mundo. Se le ve abatido, desolado... Ya no es esa persona arrogante sin empatía, ahora parece que se ha convertido en el confidente de más de uno de los miembros del equipo. Contra todo pronóstico. ¿Pero realmente ha cambiado? Hay personas que no dan puntada sin hilo... ¿Será Sebastian uno de ellos?

Narrada en tercera persona y con un estilo sencillo y directo, Muertos prescindibles es mucho más que un thriller policiaco de ritmo endiablo. Es gracias a sus autores, Hjorth & Rosenfeldt, que van entretejiendo un tapiz donde conviven todas las subtramas en armonía hasta confluir en un punto en común. Y es que aunque la trama parte de un caso sin resolver, pronto queda relegada a un segundo plano, para permitir que nos adentremos en la vida personal de cada uno de los miembros del equipo. Lo más asombroso es que consigue mantener la tensión narrativa en todo momento, pues va introduciendo en su justa medida los avances en la investigación. 

Fresca, seductor y adictiva. Así es la Serie Bergman y Muertos prescindible está a la altura, una vez más. Tramas inquietantes. Suspense y giros inesperados. Personajes seductores, magistralmente definidos, con un sin fin de matices, con sus luces y sombras... evolucionando a lo largo de la saga para deleite de los lectores. No es de extrañar que estemos ante todo un fenómeno literario. Para los lectores ávidos de emociones, para los verdaderos amantes de la novela negra, esta serie encontrará un lugar privilegiado en sus estanterías. Y Sebastian Bergman, un lugar en vuestros corazones. 

"Cuando aún no había dado las nueves, se embarcó en el tren nocturno que las llevaría a Östersund. Había reservado un compartimento para ella sola en el coche cama, pero no porque temiera que alguien pudiera descubrirla, ni que unos testigos pudieran describir sus facciones a la policía, sino porque no le gustaba dormir con extraños. No le había gustado nunca"



* Gracias a la editorial Planeta por el ejemplar